Las mujeres profesionales y los hijos. Buscando el balance perfecto

Actualmente, producto del desarrollo de ideas de igualdad de género, las mujeres han logrado posicionarse en mercados laborales, tradicionalmente ocupados por los hombres, gracias a la demostración de sus capacidades y su preparación profesional.

Esto ha generado, que cada vez parezca más distante la edad promedio, en la cual este sector demográfico decide tener hijos, siendo que se trata de una decisión enteramente personal, ubicándose actualmente esté los 33 y 37 años para un primer hijo.

Pero claro, también la cantidad de hijos se ha visto mermada, el promedio ahora se ubica en 1 o a lo sumo 2 hijos. Incluso hay quienes deciden no tener hijos. ¿Es esta una decisión cuestionable? realmente no debe verse desde esa perspectiva. Es una decisión de cada persona y en sentido más amplio de cada pareja.

Ser padres, es una vocación, no todos sienten atracción hacia ello, y no debe cuestionarse sus motivos, es preferible respetarlos, que luego criticar que traigan al mundo a niños, de los cuales no se harán cargo, o que dejaran al cuidado del tv y que el dinero que sustituya el afecto.

Ahora bien, existe un segmento de mujeres que no se deciden a tener hijos aunque asi lo desean, por temor. Y es que, han logrado tanto éxito en el ámbito profesional, que ahora sienten temor a perderlo o fracasar en esta nueva faceta de su vida. Pero ¿existen razones para esta forma de pensar? ¿Se trata de miedos infundados?

La sociedad tiene gran parte de la culpa en estos temores. Toda vez, que empiezan a idealizar la forma de actuar de la mujer y creen que al convertirse en madres, perderán su eficiencia e incluso las catalogan de “débiles”. Triste panorama, considerar debilidad el traer y mantener una nueva vida, que estará bajo su entera responsabilidad y cuidado. Pero en esas aguas nos movemos.

Maternidad y trabajo no son irreconciliables, de hecho una investigación del Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos, indica que  las mujeres con hijos son las más productivas en el trabajo. Y esto no debe sorprendernos, ya que todos sabemos que mamá siempre tiene tiempo para todo y realiza mil cosas a la vez, esa practicidad la traslada a su trabajo y los resultados se hacen notar. Asi que, mujer profesional, es tu decisión, pero si deseas tener hijos, adelante.